jueves, 26 de abril de 2007

Pieter Bruegel

jueves, 26 de abril de 2007

“Los pintores que pintan graciosas criaturas en la flor de la edad y que además les añaden un elemento de elegancia o encanto que sólo existe en su fantasía, desfiguran la criatura que representan, son infieles a su modelo y se alejan en la misma medida de la verdadera belleza. Nuestro Bruegel está libre de ese defecto”

Abraham Ortelius

He escogido este texto (pintura) de Pieter Bruegel por su antigüedad, sin embargo también por su actualidad, siempre será actual, siempre hemos de morír. Basta de burdos sentimentalismo… aceptemos nuestra definitiva naturaleza perecedera. Yo he de morir, es decir la muerte ha de triunfar sobre mi igual que sobre todos los hombres. No se salva nadie de la muerte, muere el rey, muere el campesino, muere el jugador, muere el inválido, muere el fuerte, mueren todos, hasta Dios ha muerto. ¿Pero quien nos ha de quitar la vida?, en el cuadro son esqueletos los que nos matan, pero son esqueletos o sea puros huesos, nada de carne. Es la carne la que muere. La vida puede ser un espejismo es decir podemos estar muertos en vida, ¿como? Eso es poesía barata dirá alguien. Si es poesía barata pero cada día al dormir morimos en pequeño, no me refería al sueño cuando escribí que podemos estar muertos en vida, sino más bien a que hay vidas que merecen llamarse castigo infernal. El hombre se jacta de su progreso científico, de la abolición de la esclavitud, de la razón. Pero que ingenuos somos al creer que hemos progresado, el mundo sigue siendo un infierno (Y en sentido literal lo estamos Calentando más cada día) y no creo que mejore.

El cuadro data de 1562 y como en todas las épocas la mayoría de la gente teme a la muerte, ¡cuan pocos han sabido vivir la vida sin pensar en qué pasara después de la muerte! En el cuadro “Una muchedumbre huye al interior de una gran caja en cuya puerta está pintada una Cruz. Pero todo parece indicar que se trata de una trampa” (Rose-marie y Rainer Hagen; 2000; Pág. 45) Y por su puesto que es una trampa, nadie se salva de la muerte, ni Jesús se salvo. Pero algún miedoso dirá: “Jesús resucito y si nos portamos bien también nosotros resucitaremos algún día” Justamente esa es la trampa de la Cruz. El cuadro es realmente emblemático, nada alude a la promesa cristiana de la resurrección.

Hay una cuestión que me parece interesante, La muerte es simbolizada con los esqueletos, pero esos esqueletos se ven que cumplen su trabajo con cierta alegría y vivacidad: Estarán muertos… o podría ser que representan a hombres que muertos en vida han de arrastrar a los demás consigo, llevarlos a la Mentira de la Cruz para hacerlos morir lentamente o matar al que se oponga. Al fin de cuentas nos hemos de morir todos, tanto creyentes como ateos, escépticos como agnósticos. Pero si todos nos hemos de morir seria inteligente aprovechar la vida, no trata de huir de la muerte y desaprovechar la vida llenándonos de miedo ante algo que es inevitable.

El Tiempo ha de darnos la muerte, no nos preocupemos por eso… démonos nosotros una vida digna de llamarse vida, y cuando llegue la muerte recibámosla sin odio. Más tampoco enamorados de la vida( no es la gran cosa) sino agradecida con ella (La vida) por permitirnos vivir el amor, el odio , la embriaguez, el calor de otra persona, los buenos libros, las buenas dudas y tantas cosas que tiene el mundo ( buenas y malas) , en fin vivir, aunque sea poco y mal, pero vivir.

El que sienta temor ante la muerte debe buscar la razón de su miedo: ¿Es por que ama la vida? O más bien es por que no ha podido vivir. La vida es un regalo y como regalo hay que darle las gracias, pero ¿Quién nos da la vida? ¿A quien darle las gracias? Eso de pende de cada quien. Yo le agradezco a la vida misma; a mi vida y a lo que ha pasado en ella bueno y malo. ¡Que importa morir joven si se ha vivido! ¡Que importa vivir mucho si no se ha sabido vivir!

Bibliografía

Bruegel. La obra completa- Pintura; Rose-marie y Rainer Hagen; 2000; Printed In Germany

1 comentarios:

ORLANDO JARA dijo...

Yo no le temo a la muerte pero si a la forma que he de morir, aunque de eso me diras que es lo que menos importa, bueno yo te digo que no es lo mismo morir durmiendo que quemado, ahogado, la muerte tiene que ser rapida y placentera.

Y en cuando al hombre y su libertad no existe, ya que la libertad nunca a existido, lo que si existio en ese entonces de la vida del negro fue la discriminacion y aunque en cierto modo fue abolida, la exclavitud jamas sera abolida.

No somos eternos, todos mueren, pero el hombre siempre se vio en la necesidad de creer en algo,en ese algo superior a el.
La eternidad se gana con obras como esas, tambien con causas nobles y justas, pero tambien esta lo otro Hitler.

 
Asociación de Estudiantes de Filosofía UCR. Design by Pocket